Seguir en Twitter

Una revolución en la economía: el envejecimiento de la población

El imparable envejecimiento de la población


Usar el término revolución en el título de este artículo puede parecer enfático, pero a lo largo de las siguientes líneas (si todavía el lector se aviene a continuar) veremos que es apropiado usarlo ateniéndonos al significado que la RAE atribuye a “revolución” como “cambio rápido y profundo”.

Así, lejos de cualquier exageración, el envejecimiento de la población representa una revolución que conllevará un cambio radical respecto a la trayectoria histórica.


Por primera vez en la historia del hombre, las personas mayores de 64 años serán más numerosas que las menores de 15. Por ejemplo en España el colectivo de personas mayores de 64 años supera ya al de los menores de 15 años desde 2001. Y el 1 de enero de 2014 representaban ya los mayores un 18,2% del total de la población frente a sólo un 15,2% los menores de 15 sin que las proyecciones oficiales de todos los organismos dejen de acentuar esta tendencia en las próximas décadas. Así, el INE vaticina que en 2052 la población española será más reducida que la actual en un 10% y estará totalmente envejecida pues nada menos que un 37% de la población será mayor de 64 años. Hay que destacar que es un fenómeno universal que no se circunscribe sólo a los países desarrollados.
Todo esto tendrá consecuencias trascendentales sobre la economía. Pero ¿cuáles son esas consecuencias?

¿Conocemos las consecuencias económicas?


Sabemos que las proyecciones demográficas tienen una gran fiabilidad pues se limitan a anticipar una evolución temporal de las personas que ya han nacido y las cohortes actuales de edad están predeterminadas. Por tanto se cumplirán sin incertidumbre salvo que sucedan en el futuro gravísimas calamidades imprevisibles como epidemias aniquiladoras, guerras mundiales exterminadoras ó catástrofes naturales devastadoras. Sin embargo, los trascendentales efectos inducidos que estas fiables proyecciones demográficas tendrán sobre la economía exigen además tener en cuenta aspectos mucho más complejos que tienen que ver con el comportamiento humano y con el funcionamiento de los mecanismos económicos, lo cual hace que las proyecciones económicas tengan siempre un grado de incertidumbre mayor. Aun así, no podemos dejar de formular predicciones para poder tomar las medidas oportunas, por lo que nos vemos obligados a continuación a aventurarnos por el peligroso terreno de la prospectiva…

Horizonte castastrofista en vigor: la visión demográfica


Este panorama demográfico es hoy de sobra conocido aunque en él se suelen resaltar habitualmente las consecuencias económicas más negativas como la falta de sostenibilidad de las finanzas públicas ó la inviabilidad financiera de los actuales sistemas de pensiones.
Sin embargo, la futura economía caracterizada por una población envejecida no será una mera prolongación de la estructura económica actual sino que tendrá unos perfiles nuevos y distintos que invalidan las negativas conclusiones que se oyen usualmente.
Para entenderlo mejor daremos primero unas nociones básicas de economía generacional y luego enumeraremos algunas de las características de la economía envejecida, por cierto con una visión no tan pesimista.

Unas nociones de economía generacional


Dos pinceladas para entender los efectos del envejecimiento en los engranajes de la economía: 

1ª.- El ciclo vital: el comportamiento económico individual

Hoy se acepta (siguiendo al nobel Franco Modigliani) que las decisiones económicas de los individuos están muy determinadas por la etapa vital en que se encuentran dentro de su ciclo vital económico. Así hasta su entrada en actividad (infancia y adolescencia) no disponen de ingresos y su consumo es cubierto por transferencias ajenas (generalmente padres), luego en su etapa adulta laboral sus ingresos son superiores a su consumo de forma que pueden acumular ahorro para el período de su jubilación (en forma de planes de pensiones, compra de vivienda, adquisición de otros activos reales y financieros) y finalmente en los últimos años de la vida de nuevo el consumo es cubierto por el ahorro acumulado y por transferencias públicas o privadas (pensiones). Así el individuo en un período largo (al principio y al final de su vida) puede consumir más de lo que produce y lo compensa con las etapas en la edad de trabajar en las que produce más de lo que consume. Lo relevante es que estas decisiones, aunque dependen de sus expectativas sobre su propio envejecimiento, están afectando decisivamente a los mecanismos de funcionamiento de toda la economía: ahorro, financiacion, productividad, consumo (que es la parte más importante del PIB)…
Una mayor explicación puede verse en nuestro video titulado "La teoría del ciclo vital de Modigliani en la actualidad": 1ª parte (1de2) y 2ª parte (2de2)
En el gráfico siguiente puede verse el perfil del ciclo vital de Alemania, comprobando cómo en el período central los ingresos laborales per capita superan ampliamente al consumo y permiten sostener el consumo del resto de etapas vitales.

La foto de la economía en verano de 2014


Las vacaciones de verano son una buena oportunidad para repasar de forma panorámica los trazos básicos de la situación actual de la coyuntura económica, tanto en el escenario global como en el más particular de la economía española.

Estas notas se apoyan sobre todo en los últimos informes del BCE sobre la evolución económica y monetaria y del Banco de España sobre el segundo trimestre 2014, actualizados con los últimos datos del INE.

Economía global

Según el BCE, la actividad económica mundial progresa ahora de forma gradual respaldada por el sólido dinamismo de algunas economías avanzadas, pese a la moderada desaceleración sufrida en el I trimestre de 2014. En cuanto a las economías emergentes, se observa un cierto retraso en una recuperación más acusada, provocado por la incertidumbre geopolítica y sus problemas estructurales. Al mismo tiempo, se constata en este grupo de países un aumento cada vez mayor en las diferencias de sus perspectivas de crecimiento.

En cuanto a la inflación mundial, el mismo BCE señala que “ha aumentado recientemente, pero sigue siendo bastante reducida en comparación con medias históricas”. 

Farmacopea económica. EconoPHARMA (1)

 Creativizol ® complex

Iniciamos una pequeña serie de “prospectos” de algunos peculiares medicamentos de farmacopea económica de fabricación propia. 
En esta ocasión presentamos uno especialmente indicado para combatir el estancamiento económico producido por la obsolescencia del modelo productivo: el Creativizol ® complex

Anverso
PROSPECTO

¿Qué es la deflación? ¿Hay que temerla?

En estos momentos, la deflación ha irrumpido en la terminología de los informes de los organismos internacionales relevantes, con el FMI y los bancos centrales a la cabeza.
El propio BCE ha dado un giro histórico a su posición antiinflacionista tradicional al contar con la unanimidad de su consejo para prevenir un hipotético riesgo de deflación.

Este tema ha saltado, por tanto, desde la visión teórica de nuestras aulas y manuales, en forma de mera hipótesis (con alusiones siempre al prototípico caso japonés), a la realidad más inmediata reflejada por los medios de comunicación, que lo han tomado como uno de sus temas preferidos en los últimos tiempos y así vienen ofreciendo diversas explicaciones divulgativas que nos ayudan a su comprensión.

No obstante, nos parece oportuno ofrecer aquí una puesta en orden de los aspectos más relevantes de la deflación para disponer, al menos esquemáticamente, de una buena visión de conjunto. Mi objetivo ha sido escribir el artículo que me hubiera gustado encontrar sobre la deflación.

Definición

La deflación se puede ver como una situación similar a la inflación pero simétrica y de signo contrario. Por tanto puede definirse como un proceso de bajada generalizada y continua del nivel general de precios de la economía. Esto significa que tiene estas notas:

Nueve características diferenciales de la economía de América Latina

América Latina es una región del mundo que suscita un gran interés por su significación económica en un contexto de globalización. Baste recordar cómo las teorías del desarrollo económico se han referenciado tradicionalmente, sobre todo desde mediados del siglo XX, al escenario latinoamericano como el mejor laboratorio de observación.

Ese interés es todavía mayor para España y no sólo por su gran relación histórica sino por la más reciente confluencia de intereses mutuos, especialmente tras la llegada masiva de inversiones directas españolas a la zona desde los años 90, que ha significado una gran modernización de gran parte de la estructura productiva de ciertos sectores latinoamericanos y, al mismo tiempo, ha hecho que una parte importante de los resultados de las grandes empresas españolas dependan hoy de esa región. Sin olvidar la reciente irrupción de los capitales latinoamericanos y de las “multilatinas” en la economía española actual.

Por ello nos parece interesante dibujar los perfiles que caracterizan a América Latina, agrupados aquí en estos 9 rasgos diferenciales:

1.- Gran heterogeneidad de situaciones económicas entre los distintos países

América Latina no es una zona homogénea económicamente puesto que la gran diversidad de situaciones económicas de los países que la componen hacen de ella una zona muy heterogénea.

A modo de ejemplo, poco tienen que ver las situaciones económicas actuales de los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia, Méjico) con las de Mercosur (Argentina. Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela…). Aun así, cabe dibujar el perfil común de sus rasgos diferenciales frente a las otras grandes regiones del mundo, como seguimos enumerando en los siguientes puntos:






2.- Gran desigualdad de la renta y la riqueza dentro de cada país


Es una característica singular y de gran relevancia estructural a lo largo del tiempo. América Latina es la región del mundo con mayor desigualdad.
Si utilizamos el índice de GINI, el indicador más adecuado para medir esa desigualdad, nos encontramos con que de los 40 países más desiguales del mundo casi la mitad son países de la región que se entremezclan con 13 países africanos, generalmente pequeños, y algunos asiáticos, con la sola presencia de un país europeo (Bulgaria).
(Recuérdese que el Índice de Gini va desde 0 <máxima igualdad teórica en la distribución de la renta> hasta 100 <máxima desigualdad>. Una explicación completa en nuestro video "Medición de la distribución de la renta")

Los datos económicos que llegan primero: inflación y crecimiento

¿Qué datos económicos son más urgentes y llegan primero?

En una situación de extrema incertidumbre sobre la evolución de la coyuntura económica como la actual, es primordial disponer de la orientación de los datos anticipados, con suficiente fiabilidad, mediante la información adelantada que más tarde se publicará de forma definitiva.

Aunque existen, por supuesto, multitud de indicadores de coyuntura cualitativos (o de opinión) que cumplen el importante papel de prevenirnos sobre la marcha de la situación económica -de los que hablaremos en otro lugar- aqui queremos referirnos expresamente a aquellos datos sobre información cuantitativa que tiene la consideración de "avance" o "indicador anticipado ó adelantado" de un dato que se publicará unos pocos días más tarde pero ya con una información más completa.

En particular nos referimos a la medición anticipada de 2 grandes aspectos que definen la situación económica, como son la inflación y la evolución del PIB. ¿Por qué la inflación y el PIB?
  • La inflación, es decir el adelanto de la evolución de los precios con todo lo que conlleva sobre los distintos aspectos implicados: evolución previsible de la política monetaria y los tipos de interés, modificación de las rentas disponibles de los agentes económicos, la competitividad internacional de la economía, la negociación colectiva etc.
  • El crecimiento: es decir, la anticipación de la evolución del PIB con todo lo que supone en su estrecha correlación con el empleo, la recuperación de los equilibrios fiscales, la evolución de los desequilibrios de la estructura de la balanza de pagos, etc

Las cumbres del G-20 ó los avances en la gobernanza económica mundial

El surgimiento del G-20

El G-20 había surgido ya en 1999 para responder a la crisis económica rusa y asiática de la época, pero ha sido con ocasión de la crisis económica de la Gran Recesión cuando ha cobrado especial relevancia, hasta el punto de convertirse en el foro económico mundial de referencia en los momentos iniciales, aunque posteriormente ha perdido fuelle tras las primeras reformas emprendidas y se han desvanecido las esperanzas puestas en él.

Tiene la ventaja de soslayar la falta de representatividad del G-8, compuesto por los países industrializados, al que ha sustituído de facto, incorporando a los países emergentes, de forma que se consigue así una gran representatividad de los intereses de la economía mundial ya que, en conjunto, el G-20 significa el 90% del PIB mundial, el 80% del comercio internacional y los ⅔ de la población mundial.

Miembros:
  • Los países del G-8: el G-7 (EEUU, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá) más Rusia.
  • Australia
  • Los 10 principales países emergentes: Arabia Saudita, Argentina, Brasil, China, India, Indonesia, Méjico, República de Corea, Sudáfrica y Turquía
  • La UE
  • España asiste regularmente desde la 1ª Cumbre de Washington con el status de invitado permanente

Evaluación de su papel desde la primera cumbre de 2008:
  • Ha quedado consolidado como el foro económico mundial de referencia para coordinar la respuesta a una crisis global, aunque con el tiempo ha perdido el impulso inicial, defraudando las expectativas puestas en él.
  • En especial, ha contribuído a evitar una depresión global, conteniendo el desplome inicial de la actividad, sobre todo mediante la creación del Consejo de Estabilidad Financiera, cuyo logro principal ha sido devolver la estabilidad al sistema financiero y a los mercados
  • Aun así en este ámbito quedan pendientes de resolver, como se ha reconocido en la Cumbre de 2013,  2 factores que fueron clave en la crisis de 2008: el mal funcionamiento de las agencias de calificación y el papel de la llamada “banca en la sombra”, todavía no suficientemente identificada y regulada.
  • El conjunto de medidas exitosas para contener el desplome de la actividad no ha conseguido, sin embargo, resolver un grave problema que ha aparecido en la economía mundial en los últimos años: la incapacidad estructural de las economías actuales para luchar contra el creciente desempleo y la desigualdad.

Calendario de Cumbres