Seguir en Twitter

Los datos económicos que llegan primero: inflación y crecimiento

¿Qué datos económicos son más urgentes y llegan primero?

En una situación de extrema incertidumbre sobre la evolución de la coyuntura económica como la actual, es primordial disponer de la orientación de los datos anticipados, con suficiente fiabilidad, mediante la información adelantada que más tarde se publicará de forma definitiva.

Aunque existen, por supuesto, multitud de indicadores de coyuntura cualitativos (o de opinión) que cumplen el importante papel de prevenirnos sobre la marcha de la situación económica -de los que hablaremos en otro lugar- aqui queremos referirnos expresamente a aquellos datos sobre información cuantitativa que tiene la consideración de "avance" o "indicador anticipado ó adelantado" de un dato que se publicará unos pocos días más tarde pero ya con una información más completa.

En particular nos referimos a la medición anticipada de 2 grandes aspectos que definen la situación económica, como son la inflación y la evolución del PIB. ¿Por qué la inflación y el PIB?
  • La inflación, es decir el adelanto de la evolución de los precios con todo lo que conlleva sobre los distintos aspectos implicados: evolución previsible de la política monetaria y los tipos de interés, modificación de las rentas disponibles de los agentes económicos, la competitividad internacional de la economía, la negociación colectiva etc.
  • El crecimiento: es decir, la anticipación de la evolución del PIB con todo lo que supone en su estrecha correlación con el empleo, la recuperación de los equilibrios fiscales, la evolución de los desequilibrios de la estructura de la balanza de pagos, etc
INFLACIÓN
La secuencia de llegada de los datos es la siguiente:
1.- En primer lugar se dispone de los llamados "Índices adelantados" del IPC, tanto del IPCA-IA (Índice Adelantado del IPC Armonizado de toda la EU, actualmente con Base 2005=100), como del IPC-IA, es decir, del Indicador Adelantado del IPC (hoy con Base 2011=100).  Su finalidad es meramente orientativa sobre el IPC definitivo que se conocerá unas 2 semanas después. Esta información está disponible incluso algunos días antes de que acabe el mes investigado pues se difunde al final del mes. El IPC-IA inició su difusión desde principios de 2011 y usa la misma metodología que la utilizada para el IPC y el IPCA pero aquí cambia la información utilizada ya que se realiza una macrodepuración de los datos recogidos en los establecimientos y se usa una modelización estadística para estimar los datos ya que aún no están lógicamente disponibles.


2.- Hacia el día 13 ó 14 aproximadamente del mes siguiente, se publica ya el IPC definitivo.
Actualmente se usa el IPC con Base 2011=100 que ha arrancado en enero de 2012. La actualización de este cambio de base incorpora como novedad nuevos productos tecnológicos y servicios relacionados con el cuidado estético.


Para hacernos una idea de la magnitud de la investigación muestral podemos decir que cada mes se recogen 220.000 precios de alrededor de 29.000 establecimientos que sirven de muestra de 127 municipios diferentes (entre ellos las 52 capitales de provincia).


3.- Por otra parte, se publica también, en fechas parecidas al IPC pero por cuenta de Eurostat, el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) que, como su nombre indica, es el IPC armonizado en la UE para poder establecer las comparaciones homogéneas de la evolución de los precios de los países. Admite distintas variantes, como la media de los países del euro, toda la UE, el IPCA-IC (que es el IPCA pero a impuestos constantes para facilitar la comparación) etc.
Su importancia radica no sólo en que permite establecer las comparaciones de inflación más correctas entre los países sino en que es el indicador específico que toma en cuenta el BCE para la instrumentación de su política monetaria y antiinflacionista.


CRECIMIENTO
Por su parte, la secuencia de llegada de los datos sobre la evolución del PIB es la siguiente:


En primer lugar (en los últimos días del mes), el Banco de España, en su Boletín Económico, adelanta una primera estimación sobre lo que considera que ha evolucionado el PIB en el trimestre. Hay que recordar que dicho Boletín mensual siempre publica un informe sobre la evolución de la economía española aunque en los boletines de los meses de enero, abril, julio y octubre este informe es más detallado y tiene una visión trimestral.
Posteriormente, el INE formula una primera estimación. Días más tarde, el mismo INE difunde ya los resultados de la Contabilidad Nacional Trimestral. Las tres informaciones suelen tener una gran coherencia, anticipando la evolución del crecimiento, y sólo pueden variar ligeramente los porcentajes inicialmente estimados...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada